Bienvenidos

Este sitio ha sido creado como un punto de luz, para poder ayudar en la expansión de la conciencia y la evolución espiritual de la humanidad, en este tiempo de gran despertar de la conciencia divina.

Gracias por estar y seas bienvenida/do.

Muchos habrán podido notar que en su interior están sucediendo una serie de cambios sin tener muy clara la razón del porqué les sucede.

La llegada de la era de acuario en el planeta Tierra está provocando cambios internos tanto al mismo planeta como a todos y cada uno de los Seres que la habitan con la única y exclusiva misión de acoplarnos y adaptarnos a la nueva vibración que esta nueva Era nos aporta.

Es importante ser conscientes de que aunque nuestro proceso evolutivo está acelerándose rápidamente, junto con las nuevas energías entrantes, todos estamos experimentando estos cambios a nuestra propia manera y en nuestro propio tiempo, de acuerdo a quien somos y en concordancia con nuestro código y  pacto divino que todos y cada uno de nosotros hicimos en el momento de nacer, y que tiene un objetivo único e intransferible para conseguir evolucionar. Nuestro proceso de ascensión se relaciona en como dejamos fluir nuestra vida y nuestra energía para liberar todo bloqueo y poder transmutarlo para así  purificarnos, incorporando más luz dentro de nosotros mismos.

La nueva tierra ya esta aquí y es un hecho, ahora mas que nunca los trabajadores de luz están siendo precipitados hacia un nuevo estado de conciencia donde solo tiene cabida la Unidad.

Un trabajador de luz es alguien que es consciente de que tiene un propósito Espiritual superior.

No es materialista; es consciente de la existencia de los reinos Espirituales  y trata de curarse a si mismo, a los demás y a su entorno mediante de la energía de Luz y Amor.

Los trabajadores de luz son conscientes de la interconexión de toda vida, y de que la auto-curación y la autoconciencia son el camino hacia la liberación espiritual no solo para si mismos, sino para todos los seres sensibles.

Esta evolución espiritual que nos lleva a ser trabajadores de luz produce una reducción del velo entre dimensiones, para ser plenamente conscientes de las dimensiones superiores y activar nuestro cuerpo de luz y así ser plenamente conscientes de nuestra naturaleza Divina como hijos de la Luz.
Esto es la era de acuario una nueva Luz en el corazón de los hombres donde se encuentran unos y otros y se reconocen como parte de la unidad. Es una ascensión constante un viaje de vuelta a una nueva tierra.

“Desde el Gran Sol Central, desde Shambhala y desde todos los lugares del Universo, venimos a esta nueva era de Acuario para traer a la humanidad nuevas frecuencias de armonización, para los cuerpos de luz. Nosotros los Arcángeles, Maestros Ascendidos, Hermanos y Hermanas de Luz cósmicos y solares, vertimos la Gracia Divina del Divino Padre/Madre Creador/Creadora sobre cada uno de los que habéis elegido vivir la gran aventura de la Ascensión, cogiéndos de la mano y trabajando para conseguir vuestra liberación y armonización física, mental,emocional y espiritual.”

Amor y Bendiciones,

Gerard Ribot

——————————————————————————————————-

EL SER

El Hombre se esfuerza mucho por adquirir conocimiento del mundo material.

Aprende todas las ramas de la ciencia del mundo. Explora la tierra y aún viaja a la luna.

Sin embargo, nunca intenta encontrar lo que existe dentro de sí mismo.

Por no darse cuenta del inmenso poder que existe oculto en él, busca apoyo en el mundo exterior.

Por no conocer la felicidad sin limite que hay en su corazón, busca satisfacerse en las actividades y los placeres del mundo.

Por que no experimenta el amor interno, busca el amor de los demás.

La Verdad es que el Ser Interior de cada ser humano es sumamente grande y sumamente adorable. Todo esta contenido en el Ser.

El Poder creador de este universo entero vive dentro de cada uno de nosotros.

El Principio divino que crea y sostiene este mundo vibra dentro de nosotros en forma de una luz supremamente dichosa.

Centellea en el corazón, y brilla a traves de nuestros sentidos.

Si en vez de buscar el conocimiento del mundo exterior, buscásemos el conocimiento interno, muy pronto descubriríamos esa luminosidad.

Sin el conocimiento del Ser, el conocimiento de las cosas externas es como una sarta de ceros. Los ceros no tienen valor hasta que pones un numero delante de ellos.

De la misma manera el conocimiento del mundo exterior puede traerte gran beneficio material, pero en sí mismo no da satisfacción.

La felicidad verdadera,

el cumplimiento verdadero, viene sólo cuando descubres al Ser.

Conocer al Ser es la verdadera meta y proposito de la vida humana.

Por no entender la gloria de su propio Ser, el hombre se acostumbra a verse pequeño, imperfecto y separado de Dios.

De este modo, se niega a sí mismo la experiencia de su divinidad.

Seguimos distintas practicas espirituales solo para experimentar esta divinidad interior.

Pero no alcanzamos Ser por medio de practicas espirituales, por que el Ser ya está alcanzado.

El Ser siempre esta con nosotros.

Así como el sol no puede separarse de su luz, el Ser no puede separarse de nosotros.

El Poder del Ser sostiene nuestra vida. Si el Ser no estuviera presente en nosotros, nuestros ojos no ferian, no oirian nuestros oídos no entraría ni saldría nuestro aliento.

A causa de nuestro Ser, el corazón late, y la mente piensa , discierne e imagina.

A causa del Ser el Amor surge en nosotros.

El ser da fuerza motriz a todos nuestros sentidos e ilumina los objetos que percibimos a traves de los sentidos.

Este cuerpo no funciona por si mismo.

Sin la Presencia del Ser no es más que un cadáver.

El Ser no sólo penetra y sostiene nuestra existencia individual;

también vibra en cada átomo de este mundo.

De esta manera, el Ser aparece y se manifiesta.

Yo soy el Yo soy, Yo soy Eso.

Desde la luz de mi  Ser a tu Ser,

Gerard

EL CAMINO DEL SER

Fuente:Articulos www.elcaminodelser.com

———————————————————————————–

VIVIR UNA VIDA CONSCIENTE

A veces parece que estar en un camino espiritual involucra una constante vigilancia. Aprendemos que debemos poner atención a nuestros pensamientos, a nuestras palabras y Consciente de Sera nuestras acciones para que creemos la realidad que queremos. Debemos tener la voluntad para perdonarnos a nosotros mismos y a los demás. No debemos juzgar y criticar. Y finalmente, vamos a aprender a integrar los mundos material y espiritual. Eso parece mucho trabajo y no obstante todo requiere solamente una cosa, que estemos en un estado de consciencia, en donde seamos el observador, ver lo que está sucediendo en el momento presente. Todo lo demás se desarrolla desde ese punto.

Somos seres espirituales por naturaleza y nuestro reto es recordar eso. No estamos creando algo nuevo aquí, nos estamos re-conectando con una parte muy antigua y poderosa de nosotros mismos, permitiéndole ser parte de nuestra vida. Desde ese punto, aprender a ser consciente se vuelve una serie de paso que tomamos mientras nos volvemos confortables con esta forma de ser diferente. Por muchas vidas hemos sido guiados por nuestra mente y emociones; permitirle a nuestra naturaleza espiritual volverse nuestra fuerza guiadora no nos es familiar o incluso cómodo a veces.

Cuando vivimos conscientemente observamos nuestra realidad desarrollarse y hacemos diferentes preguntas. En lugar de “¿por qué me está sucediendo esto a mí?” preguntamos “¿qué mensaje necesito escuchar?”. En lugar de “¿por qué está persona me trata así?” preguntamos “¿qué estoy haciendo para atraer esto?”. En lugar de “¿por qué mi vida es un desastre?” preguntamos “¿en dónde no estoy siendo poderoso o poderosa?”.

Cuanto más incrementemos nuestra habilidad para vivir una vida consciente, más nos hacemos conscientes de lo que queremos y de lo que no queremos en nuestra realidad. Fácilmente podemos establecernos límites, lo cual no significa dejar fuera a los demás. En cambio, es establecer la energía para lo que deseamos atraer. Atraemos personas que resuenan con nosotros o que resuenan con las lecciones que necesitamos aprender. Si necesitamos aprender lecciones en poder, atraeremos personas que confirmarán nuestro poder o nos harán sentir impotentes. Si necesitamos aprender sobre el auto-amor, atraeremos personas que reflejan nuestro grado de auto-amor o nos harán sentir que no somos merecedores de amor. El cuán conscientes seamos determina tanto el tipo de lección y el cómo respondemos a ella.

Cuando aprendamos a aceptar a otros completamente y sin juzgar, y ver cada interacción como una oportunidad de estudiante/maestro, estaremos en el camino consciente. Y podemos aprender a tomar el papel de investigador y observador. ¿Qué estamos aprendiendo y qué estamos enseñando? ¿Podemos descubrir el valor y las bendiciones que siempre están presentes en todo lo que experimentamos? ¿Necesitamos sanar a todos o estamos lo suficiente seguros en nuestras habilidades que vemos a la persona que parece se la más impotente como que está completamente en su poder, o tanto como esa persona se lo permita estar? ¿Podemos dejar ir lo que no nos sirve o nos comprometemos simplemente para probarnos que podemos?

Vivir conscientemente nos recuerda que nosotros elegimos alegría o tristeza, placer o dolor, abundancia de lo que nuestro corazón desea o nuestros más oscuros miedos de acuerdo a lo que creemos sobre nosotros mismos y lo que merecemos. Vivir conscientemente nos permite confrontar nuestras heridas en lugar de ser confrontados por ellas. Todo lo que tenemos que hacer es mantener la energía de lo que queremos y crear el espacio para ello. El resto se desarrolla de acuerdo a nuestra intención y deseos.

Existen diferentes grados o niveles de consciencia, así como existen diferentes grados o niveles de conocimiento y entendimiento. Cada uno de nosotros está en el nivel que es perfecto para cada momento. Y esto puede cambiar en el siguiente momento. Nuestra preocupación está con nuestro nivel de consciencia en el momento presente. Cuando cada uno de nosotros puede ser consciente sobre nuestra vida eliminamos la necesidad de la venganza o la validación. Nadie puede lastimarnos, subestimarnos, abusar de nosotros o asustarnos. Nuestros miedos se convierten en una oportunidad para crecer y sanar para que podamos liberarnos de ellos. Ahora imaginen un mundo en el que cada persona pueda hacer esto y que podamos cumplir la promesa de la luz que transforma la oscuridad, la paz que da entendimiento y la integración de cielo y la tierra.

Amor , Luz y Vida en la Tierra!!!
Gerard

EL CAMINO DEL SER
Fuente:Articulos www.elcaminodelser.com

———————————————————————

Los comentarios están cerrados.